Descripción del proyecto

Como Cambiar de Carrera a los 40; Durante el siglo XX, muchos empleados se quedaban en un solo trabajo durante toda su vida laboral, anunciaban su jubilación y luego recibían un reloj emblemático de la empresa. Esto ya no es la norma. Hoy en día, el estado del empleo ha evolucionado, con muchos trabajadores cambiando de trabajo hasta 20 veces a lo largo de su vida. ¿Pero qué hay de los cambios de carrera?. Los datos no son tan completos porque no hay consenso sobre cómo se define un cambio de carrera. Basta con decir que el número probablemente aumentará. En los últimos años, muchos profesionales han estado participando en un cambio de carrera de mediana edad. Es un salto gigantesco que requiere fe en el futuro y confianza en sus habilidades. Las razones para un cambio de carrera a los 40 años varían, pero algunas de ellas podrían explicar por qué podrías considerarlo en este momento de tu vida. Por ejemplo, podrías estar mental o físicamente agotado por tu trabajo o insatisfecho con tu elección de carrera y crecimiento profesional. También puede que descubra que tiene un mal equilibrio entre el trabajo y la vida privada o que la industria en la que trabaja está cambiando drásticamente. Tratar de hacer cambiar su carrera a los 40 años puede parecer una tarea imposible. Sin embargo, con los movimientos correctos y un poco de suerte, puede estar en camino a una carrera más satisfactoria y rentable. ¿No estás seguro de por dónde empezar?. En la Agencia Universitaria hemos compilado una guía completa para ayudarte con el cambio de carrera de la mediana edad.

1. Identifica por qué quieres cambiar de carrera profesional

Es normal que muchos profesionales de 40 años de edad que se han atrincherado en sus carreras durante una década o dos empiecen a cuestionar su satisfacción laboral. Contables, abogados, expertos en marketing o gerentes de recursos humanos – puede que estén pensando en hacer la transición a otra carrera, a pesar de estar más cerca de la jubilación. Debido a que esta podría ser una decisión que cambiaría tu vida, debes sentarte y comenzar a enumerar las razones por las que quieres cambiar de carrera tan tarde. ¿Es porque no te gusta la compañía donde trabajas? ¿No es el trabajo un desafío? ¿Encuentra a sus colegas criaturas aborrecibles? Al final, puede que descubras que no es tu carrera la que te molesta, sino tu jefe o empresa. Dicho esto, incluso si desea una nueva carrera, necesita compilar una lista de razones legítimas antes de tomar esa drástica decisión.

2. No seas impetuoso

Decidió que quería cambiar de carrera el sábado, así que presenta su carta de renuncia el lunes y empieza a buscar alternativas el martes. Esto puede no ser la mejor trayectoria de acción. Incluso si ha descubierto que detesta su puesto laboral, deberes y carrera en general, es mejor para usted y su bolsillo adoptar un enfoque más gradual para cambiar de carrera. En pocas palabras, no seas imprudente e impetuoso. Veamos la forma más responsable de hacer un cambio de carrera como “cuarenton”.

  1. Investigar otras carreras que encuentres interesantes y gratificantes.
  2. Averigua si hay trabajos disponibles en los diferentes campos en los que quieres trabajar.
  3. Determina si tienes habilidades transferibles que te permitan hacer la transición a una nueva carrera.
  4. Si vas a recibir un recorte de sueldo, calcula cuánto puedes permitirte en un salario reducido.
  5. Calcule cuánto tiempo tardaría en encontrar un trabajo a partir del día en que renunciaría.

Al principio, puede sentir que es la mejor decisión renunciar lo antes posible. Pero si lo hace, empezará a sentir arrepentimiento y consternación porque ahora está sin trabajo y no cobra un sueldo, lo que le obligaría a empezar a aceptar cualquier trabajo que le contratara y le pagara. Esto, al final, derrotaría todo el propósito de empezar de nuevo.

3. Prepárate para empezar desde abajo

Le llevó unos 10 ó mas años conseguir su posición actual en la empresa. No deberías pensar que experimentarás el mismo nivel de éxito tan pronto como hagas la transición a una nueva carrera. Debes estar preparado para empezar desde abajo, a pesar de estar en los 40 años. De hecho, es casi imposible llegar a ser un gerente o ejecutivo de una nueva compañía sin experiencia en su nueva ocupación, aunque haya estado en la fuerza laboral por un par de décadas. Tendrás que comenzar de nuevo a trabajar para subir la escalera corporativa, lo cual es algo normal en cualquier campo nuevo.

4. Considere sus habilidades transferibles (Skills)

En economía, hay un principio importante conocido como coste hundido. Esto es cuando un coste ya ha tenido lugar, y no puede ser recuperado. Al mismo tiempo, también existe la falacia del coste hundido: continuar algo una vez que se ha invertido tiempo, dinero o esfuerzo. Esta filosofía puede aplicarse a las carreras. Por un lado, usted ha invertido potencialmente 15 años de su vida en este campo. Por otro lado, ¿se espera que pases otros 15 años siendo infeliz por tu inversión aplicada? Por lo tanto, la mejor solución es empezar a pensar en tus habilidades transferibles. Una habilidad transferible es algo que puede ser utilizado en varias ocupaciones o roles de trabajo. Las habilidades transferibles más comunes son:

  • Liderazgo
  • Organización
  • Gestión del tiempo
  • Comunicación (escrita y verbal)
  • Habilidades analíticas y numéricas

Estas habilidades son muy generales. ¿Tiene alguna habilidad específica transferible que pueda ser aplicada a una nueva carrera? Desde su educación hasta su lista de deberes, siempre se puede llegar a un conjunto diverso de habilidades o conocimientos que podrían ser ser una ventaja diferencial para una empresa en una industria diferente.

5. Adaptación Curricular

Aquí viene la parte más difícil de su nuevo viaje profesional: Revisar tu currículum. La última vez que hiciste esto, ¡puede que ya ni te acuerdes de que curriculum habías presentado!. Desde que terminaste la universidad hace 12 años, has acumulado una enorme cantidad de experiencia, muchas certificaciones y designaciones y muchos logros. Pero ahora necesitas adaptar estos éxitos en un CV completamente nuevo que de alguna manera aluda a tus logros en tu carrera anterior y que sigue siendo relevante para la nueva. En pocas palabras, necesitas diseñar un documento que muestre tu experiencia, educación, habilidades y cualquier otra cosa relevante para tu búsqueda de trabajo. Pero, ¿cómo se logra esto? Tienes una lista de puestos, educación, certificaciones, calificaciones y otros logros importantes, pero debes limitar tu currículum a dos páginas o menos. El otro error que cometen algunos cuarentones es incluir en el currículum todos los empleos que han tenido, lo cual es una pérdida de tiempo; en su lugar, coloca en tu currículum puestos de cierta relevancia o empleos en los que realmente has tenido éxito. Además, deje las fechas de graduación fuera de su educación y trate de listar las clases que serían adecuadas para la nueva carrera. Cuando se trata de producir un currículum, utilice el formato híbrido que fusiona las estructuras cronológicas y funcionales del currículum, lo que le permite concentrarse en las habilidades y las calificaciones por encima de la experiencia tradicional. Además, introduzca un objetivo debajo de su información de contacto que resuma sus habilidades y experiencia. Puede ser más fácil decirlo que hacerlo, pero estos son los mejores métodos para actualizar tu currículum durante el cambio de carrera de la mediana edad. Queremos decir que cuando se presenta un CV a los 40 años de edad, lo mas importante que van a mirar los equipos de recursos humanos son los logros profesionales y las especializaciones o habilidades desarrolladas durante su trayectoria profesional/académica.

6. Hay que saber “Venderse”

Cuando tu currículum no se ajusta a tu nueva carrera profesional, es posible que tengas que hacerte una idea de tu carta de presentación y las entrevistas. Este es el toque personal que podría potencialmente probar su valor a una empresa privada dispuesta a arriesgarse con un neófito de 40 años! Algunas personas cometen el error de tratar de evitar mencionar su antigua carrera en la carta de presentación. Sin embargo, este es su mejor activo, y necesita explotar esto a su favor. ¿Cómo? Comienza explicando cómo tu carrera anterior te preparó para un nuevo papel. También te da la oportunidad de destacar tus habilidades transferibles y transmitir el valor que puedes aportar a cualquier organización. El mismo razonamiento se aplica a las entrevistas de trabajo. Obviamente, en este punto, el director de contratación estaba lo suficientemente interesado como para invitarte a una entrevista. Quizás después de leer su CV y su carta de presentación, el contratante quería saber más. Aquí hay algunas recomendaciones para una entrevista de cambio de carrera exitosa:

  • Describa su plan para adquirir nuevas habilidades.
  • Destaque su flexibilidad y su voluntad de aprender más y avanzar en la empresa.
  • Presente razones legítimas de por qué quiere cambiar de carrera tan tarde y porque a elegido postular para esa empresa en concreto.
  • Comprenda y sea consciente de cualquier cambio de cultura corporativa. (Cuando se postula a una empresa es importante “saberlo todoooo absolutamente sobre la trayectoria y la cultura de esa empresa”).
  • Sé fiel a ti mismo y evita parecer un farsante o exagerado en tus respuestas.

7. Perfil Social

Hace 15 años, cuando te embarcaste en tu carrera de derecho, las redes sociales no existían o estaban naciendo. Avanza rápido al presente, y los medios sociales son un factor integral para cada aspecto de la vida, incluyendo tu carrera. ¿Es hora de añadir las redes sociales a su arsenal de tácticas profesionales? Sí. Puede que no sea el factor más importante de su nuevo proyecto, pero no hace daño a la red, en particular LinkedIn. El sitio web es una gran manera de encontrar trabajo, aprender sobre las industrias, conectarse con otras personas en su campo y comercializar sus habilidades. ¿LinkedIn te conectará con una nueva oportunidad de trabajo? Posiblemente. Pero también es una herramienta sublime para incorporar en tu estrategia general.

También debe revisar las redes sociales y tratar de limpiar contenido que pueda no agradar a una empresa como una foto de juerga con sus amigos de hace 5 años.

Enlace de Interes: -> Opción Empleo

8. Investigar los programas de certificación On Line

La mayoría de los trabajos actuales requieren uso avanzado de software, tanto a nivel local como en la nube, lo que podría parecer intimidante para un profesional de 40 años. Puede que domine Word o Excel, pero son requisitos previos para la mayoría de los puestos en el mercado laboral actual. Necesitas saber más que mecanografiar en un procesador de textos. Por lo tanto, necesitas avanzar en tus habilidades y desarrollar tu capital humano para añadir más a tu currículum. La educación a distancia es sin duda una de las mejores formas de hacerlo, especialmente si ya tienes muchos compromisos en tu vida personal, ya sea para criar a tus hijos o para cuidar a un ser querido. Si se ha enterado de que la carrera que le interesa requiere una certificación o un conjunto de aptitudes que no posee ya, debería considerar la posibilidad de inscribirse en un programa “master” debidamente certificado online. O, como mínimo, un programa de educación continua.

Es importante que demuestre una actualización profesional, un toque de actualización y aire fresco en su perfil profesional:

Enlace de Interés: Centros con Certificación Universitaria Internacional.

9. Busque asistencia profesional

Lo creas o no, los expertos en carreras y los consejeros de orientación no son sólo para los jóvenes que están en la universidad o que han terminado la universidad recientemente. De hecho, debido a las personas que están pasando por los cambios de la mediana edad, estos profesionales se han vuelto más importantes que nunca. Aunque te encuentras en la franja demográfica de 40 a 49 años, deberías considerar la posibilidad de buscar ayuda profesional de empleo, especialmente si sientes que estás estancado o crees que lo estás haciendo todo mal. Estas personas pueden informarte sobre los últimos cambios en el mercado laboral y cuáles son las tendencias, especialmente desde el punto de vista técnico. Este puede ser un momento difícil, y no es algo que deberías hacer solo si la aprensión y la frustración te invaden.

Desde la Agencia Universitaria DQ cubrimos todos estos campos para guiarte por el camino correcto en función a tus objetivos laborales.

Enlace de Interés: Orientación Educativa/Actualización Profesional

10. Recopilar referencias de colegas y gerentes

Seamos honestos: si ha tenido éxito en su carrera durante los últimos 15 o 20 años, inevitablemente ha acumulado una larga lista de referencias de colegas, gerentes y clientes. Sí, pueden ser de su vida profesional pasada, pero aún pueden ser una fuerza integral para su cambio de carrera y su nueva posición en una nueva empresa en una nueva industria. Los testimonios de compañeros de trabajo, profesores, empleadores y cualquier otra persona relevante para su búsqueda de empleo pueden ser de gran valor para el cambio de carrera. Ya sea que resalten tu dedicación o tu flexibilidad, las referencias y conexiones profesionales pueden poner de relieve tu carácter, integridad y ética laboral. Si en tu carrera anterior fuiste más allá, ¿por qué no harías lo mismo en una nueva?.

11. Prepárese para afrontar las reacciones negativas

¿Tendrá el apoyo y la amabilidad de sus amigos y familiares? ¿O solo recibirá negatividad? Esta es una reacción común, principalmente porque cuando pasas por un enorme evento que cambia la vida, obliga a la otra persona de 40 años a levantar un espejo sobre su propia vida, que puede ser mundana, decepcionante y tal vez llena de fracasos. Dicho esto, puede que tengas que prepararte para el bombardeo de la negatividad. Tal vez lo mejor que puedes hacer es mantenerte callado sobre tu decisión y no dejar que nadie lo sepa hasta que tengas una posición alineada.

12. Considere sus finanzas primero

Para alguien que tiene 40 años, cambiar de carrera puede no ser lo más responsable económicamente, especialmente si tiene una familia que mantener. De hecho, la transición a un trabajo o carrera diferente puede ser factible para alguien de 20 años, pero es mucho más difícil para alguien que está en la categoría de los 40. A los 40, tienes más cuentas y responsabilidades que las que tenías hace 20 años. En pocas palabras, necesitas hacer cálculos, evaluar tus finanzas y determinar si es fiscalmente posible cambiar a una carrera completamente nueva, una que potencialmente podría pagarte menos.
¿Un cambio de carrera a los 40?. Es cierto que un cambio de carrera a mitad de la vida es una perspectiva aterradora, especialmente si tienes una familia que mantener y el mercado laboral no es tan robusto como solía ser. Pero puedes mitigar este sentimiento desconcertante confiando en tus habilidades, produciendo increíbles currículos y cartas de presentación y mostrando tu pasión – no tu edad – en tus entrevistas de trabajo. Y, por supuesto, asegurándote de que la búsqueda de tu carrera sea fructífera. Claro, no tienes que tener un cambio de carrera de mediana edad. Pero si esto es algo que sientes que necesitas hacer, ¿por qué el miedo y la incertidumbre se interponen en tu camino?.

Esperamos que le haya sido útil esta información de “Como Cambiar de Carrera a los 40“– Revise la Oferta Académica de Centros Acreditados por la Agencia Universitaria DQ