¿Cómo Ahorrar Dinero en Comida Cuando Vives Solo?; ¿Vives solo? ¿O tal vez tienes un requisito dietético diferente al del resto de su familia? ¿O vives con muchas otras personas como estudiante pero sólo cocinas para ti?
En cualquier caso, cocinar para uno solo puede ser un verdadero reto; las recetas suelen estar escritas para alimentar a cuatro personas, puede ser difícil acabar con una barra de pan entera o un cogollo de lechuga antes de que se estropee, y puede ser caro y un despilfarro comprar alimentos que no se acaban comiendo.

¿Qué se puede hacer?, te damos unos consejos desde la Agencia Universitaria DQ.

Cómo Ahorrar Dinero en Comida Cuando Vives Solo

1. Compra con un amigo o familiar.

Esto funciona especialmente bien en las tiendas de venta al por mayor o para aprovecharse de ofertas puntuales, porque lo más probable es que no tengas espacio para almacenar 20 latas de sopa o una gran caja de barritas de cereales.

Compra con otra persona para aprovechar el ahorro que supone comprar al por mayor sin acumular un exceso de comida que se desperdiciará. Divida el coste de los artículos y luego divida los propios artículos. Esto funciona bien para los paquetes múltiples, los paquetes de variedades grandes o los alimentos básicos no perecederos.

2. Plan de comidas

Esta es una de las mejores maneras de ahorrar dinero en comida cuando se vive solo. Tener un plan de comidas ayuda a garantizar que se utilicen todos los comestibles que se compran. Centra tu plan de comidas en el uso de artículos en oferta en tu tienda de comestibles y artículos que pueden ser utilizados en múltiples recetas.

Por ejemplo, encuentra dos recetas para la cena que requieran la mitad de una cebolla cada una, asegurándote de que la cebolla que compres se utiliza totalmente. O compra un pollo, lo divides, lo congelas y planeas tres comidas basadas en el pollo para la semana.

Elaborar un plan de comidas es sencillo: hazlo mientras esperas el autobús o te tomas el café por la mañana. Tener un plan de comidas y una lista de la compra que lo acompañe te ahorrará tiempo en el supermercado. También te ayuda a ahorrar en la compra, ya que evita que gastes sin rumbo y sin sentido.

3. Utiliza tu congelador

En cuanto a la comida, cocina lo que quieras y congela el resto. Envuelve las carnes, las verduras picadas y otros alimentos en porciones individuales fáciles de descongelar. Si no puedes utilizar algo antes de que esté a punto de estropearse, congélalo. Cuando cocines, haz varias raciones a la vez y congela lo que no comas para futuras comidas. Tu congelador se convertirá rápidamente en tu mejor amigo.

4. Crear un presupuesto

Establecer un límite para el gasto en comida cada semana puede evitar que se gaste más de la cuenta en comestibles y alimentos. Ahorrar no siempre significa privarse de todos los lujos: añadir un pequeño presupuesto para pedir comida a domicilio también es una opción.

5. Aprender de las compras anteriores

Después de tu próxima compra, pega el recibo en la nevera. Cada vez que termines algo que hayas comprado, resáltalo en el recibo. Antes de tu próximo viaje al supermercado, revisa tu lista y vuelve a evaluarla.

Lo que haya acabado en la basura, apenas se haya tocado o no se haya abierto nunca, puede que no merezca la pena volver a comprarlo o que debas hacerlo en menor cantidad. Esta es una forma sencilla de saber qué es una necesidad y qué es un desperdicio.

6. Organiza una comida mensual

¿No te apetece dividir por la mitad o en cuartos otra receta? Organiza una comida con los compañeros de estudio, amigos o familiares. Es una forma estupenda de probar nuevos alimentos y pasar tiempo con la familia y los amigos. Haz que cada persona traiga un plato, una guarnición o un postre y disfruta de una comida que no implique comer las sobras para el almuerzo de toda la semana.

7. Reutilizar las sobras

Cuando se trata de ahorrar, las sobras se convierten en un elemento básico. ¿Cómo ahorrar dinero en comida cuando vives solo?; las sobras pueden convertirse fácilmente en sándwiches, quesadillas o incluso en ingredientes para ensaladas.

Mezcla las sobras de pollo a la parrilla de tu ensalada con verduras congeladas y un poco de salsa a tu elección para un salteado de última hora. ¿El pollo a la parmesana de anoche? Conviértelo en un sándwich. Las sobras no tienen por qué ser aburridas o excesivamente repetitivas: todo lo que necesitas es creatividad en la cocina.

8. Doble comprobación de las ofertas

No dejes que las ofertas tentadoras que requieren la compra de varios productos para obtener el descuento te convenzan de comprar más de lo que necesitas.

Si compras más de lo que realmente vas a utilizar para ahorrar dinero, no estás ahorrando. Si compras más cantidad de un alimento para ahorrar, congela o piensa en cómo utilizar el exceso.

9. Comprar alimentos versátiles

Los alimentos que se pueden utilizar de muchas maneras pueden evitar que sus comidas se vuelvan aburridas y repetitivas, reduciendo las posibilidades de pedir comida para llevar.

Estos alimentos también pueden añadirse a muchas recetas para hacerlas más sustanciosas. Un huevo puede cocinarse de muchas maneras y utilizarse en muchos platos, desde el arroz frito hasta las galletas de chocolate. Otras opciones versátiles y asequibles son la pasta, el pollo, el pavo, el arroz, las patatas y las lentejas.

Ahorrar dinero en la comida no significa no Comer Sano y Saludable Todos los Días.

10. Reduce la compra de carne

La carne suele ser una de las partes más caras del presupuesto de la compra y no se debe de abusar de ella en temas de salud. Planifica unas cuantas comidas sin carne a la semana. La pasta, la quinoa y las patatas son algunos de los puntos principales de las comidas sin carne.

Revisa esta lista de Alimentos Ricos en Fibra. (Bueno para ahorrar dinero en comida cuando vives solo y excelente para la salud).

11. Controla las fechas de caducidad

Mantén una pizarra de borrado en seco o un bloc de notas en tu nevera con los artículos perecederos comprados esa semana (huevos, leche, queso, salchichas, etc.) y haz una lista de los que caducan más pronto. Registra también cuándo se abren ciertas cosas, como las bolsas de queso rallado, para que sepas utilizarlas, ya que podrían caducar antes. Anota también las frutas y verduras frescas compradas esa semana como recordatorio para utilizarlas antes de que se pudran.

Este método es una de las mejores formas de ahorrar dinero en comida cuando vives solo porque añade un incentivo para cocinar ciertas comidas antes que otras y crea conciencia de qué alimentos se acercan a su fecha de caducidad. También es útil para los que nos preguntamos constantemente: «¿Qué hago para cenar?». Si tienes una bolsa abierta de queso cheddar rallado, la mitad de un pimiento y un poco de pollo que está a punto de caducar mañana, puede que te inspires para cocinar unas fajitas de pollo. Es casi como un juego: ¿puedes utilizar todos tus alimentos antes de que caduquen? El premio es sacar el máximo partido a tu dinero y no malgastarlo en comida.

12. Utiliza siempre condimentos y especias

Tienen una larga vida útil y pueden transformar cualquier plato. Ten siempre a mano ketchup, salsa picante, mostaza, salsa para pasta, salsa de soja y pesto para platos de última hora.

13. Limitar los pedidos de comida para llevar

Esta opción es más tentadora cuando vives solo. No hay nadie que te impida pedir pizza, sushi y comida china a todas horas. Descubre qué es lo que te tienta a pedir fuera. ¿Tiendes a pedir fuera después de un largo día de trabajo cuando estás demasiado cansado para cocinar? Pon los ingredientes en tu olla de cocción lenta por la mañana para tener una comida esperando cuando llegues a casa o guarda las comidas ya hechas en tu congelador.

Aunque no es la opción más saludable, tener a mano una lata de sopa de emergencia o una pizza congelada puede ser una solución rápida y más barata que pedir comida a domicilio.

14. Comprar congelado o enlatado

Aunque comprar productos frescos suele ser la opción más sabrosa, las frutas y verduras frescas caducan rápidamente y pueden resultar caras. Si quieres reducir costes en el supermercado, opta por los alimentos congelados y enlatados. Tienen una larga vida útil: no hay que preocuparse de que se estropeen antes de poder comerlos como por ejemplo una lata de melocotones en almíbar.

Vídeo: Cómo congelar y descongelar alimentos correctamente | ¿Cómo ahorrar dinero en comida cuando vives solo?

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación de la Agencia Universitaria DQ «¿Cómo Ahorrar Dinero en Comida Cuando Vives Solo?«, Dale al Like, Difunde Conocimiento y Emprendimiento!

Agencia Universitaria » Publicaciones » Universidad » ¿Cómo Ahorrar Dinero en Comida Cuando Vives Solo? | DQ