Cómo Afrontar el Primer Año de Universidad; Se acerca la vuelta al cole, y para miles de jóvenes de todo el mundo eso significa dar su primer gran paso hacia la vida adulta: la universidad. Tanto si te quedas en casa como si viajas por todo el país o por todo el mundo, la primera experiencia universitaria puede ser aterrador. También puede ser la mayor aventura de tu vida.

Lo que hagas en tu primer año de universidad puede tener un gran impacto en el resto de tus años universitarios, por no mencionar en el resto de tu vida. Unos pocos pasos en falso pueden deshacerse más adelante, pero demasiados pasos en falso y puede que te resulte imposible recuperarte más adelante. Si te saltas demasiadas clases, por ejemplo, tus notas se resentirán, y por mucho que te reformes en los años siguientes, tu nota media siempre se resentirá. Si lo haces lo suficientemente mal, puedes encontrarte en periodo de prueba académica o incluso ser expulsado al final del curso.

No tiene por qué ser así. Y tu primer año tampoco tiene por qué ser una pesadez interminable. Lo importante en este momento no es que te entierres en las tareas escolares hasta sangrar, sudar y explotar de conocimiento, sino que establezcas un equilibrio saludable entre el trabajo académico, la actividad social y, simplemente, la vida; un equilibrio que, una vez establecido, te resultará fácil mantener durante el resto de la universidad y en tu futuro.

He aquí, pues, los 15 consejos para afrontar y aprovechar al máximo tu primer año de universidad:

Cómo Afrontar el Primer Año de Universidad

Cómo Afrontar el Primer Año de Universidad

1. Asiste a tus clases todos los días

Tanto si tus clases son tradicionales, online o híbridas, llegar a tiempo sigue siendo esencial para sacar el máximo partido a los cursos universitarios. Los profesores pueden explicar los conceptos de un modo mejor que tus libros de texto. También pueden añadir algunos comentarios que no existen en tus libros de texto y hacer preguntas sobre ellos en los exámenes finales. Por tanto, tomar apuntes es de vital importancia no solo para afrontar el primer año de universidad con ganas, sino para comprender las asignaturas y poder estudiarlas por tu cuenta.

2. Equilibra tu vida

La gestión del tiempo es un factor crítico para afrontar el primer año de universidad y mantener un equilibrio saludable entre estudio y vida. Intenta siempre terminar tus tareas pronto y no lo dejes para más tarde. Un estudio reciente demuestra que la procrastinación puede provocar problemas de salud relacionados con el estrés, como dolores de cabeza, resfriados y gripe. Ordena las tareas en función de su importancia, minimiza las distracciones y establece un calendario para terminar tu trabajo. Puedes aplicar el método POSEC, que significa: Priorizar, Organizar, Racionalizar, Economizar y Contribuir.

3. Desarrolla tus habilidades comunicativas

Comunicarte con tus compañeros, profesores, personal de la universidad y asesores, te ayuda a entender tus cursos y las políticas del departamento. No tengas miedo de salir de tu zona de confort. Si tienes algún problema, no dudes en pedir ayuda. Algunas universidades ofrecen a sus estudiantes cursos de habilidades comunicativas. ¿Por qué no te inscribes en uno si crees que no se te da bien comunicarte con los demás, ya sea por escrito u oralmente? Aprender a comunicarte con la gente que te rodea en la universidad, te ayudará a comunicarte con tus compañeros y jefes después de graduarte.

4. Declara tu especialidad correctamente

Elegir la especialidad que te interesa es un factor importante. Muchas universidades no te permiten declarar la especialidad que vas a elegir hasta que terminas el primer año. Investiga las posibles especializaciones y lee más sobre los cursos que más te interesan en la página web de tu universidad. A la hora de elegir, no elijas cursos que creas que son los más populares o comunes. En lugar de eso, elige las asignaturas que realmente te interesen, porque te sorprenderá lo bien que te va en ellas y lo bien que aplicas su información a tu vida real.

5. Trabaja tus habilidades de lectura

Para afrontar el primer año de universidad correctamente debes de tener un nivel de lectura muy pulido. El trabajo universitario a veces puede ser demasiado, y puede que no tengas tiempo suficiente para hacerlo todo. Por eso la lectura rápida es un truco muy útil para los estudiantes. Obviamente, no se espera que leas a toda velocidad una novela o un voluminoso trabajo de investigación, pero para pequeños artículos y planes de clase, esta habilidad te resultará muy útil.

6. Pide ayuda cuando la necesites

Estás comenzando un nuevo capítulo en tu vida y en tu trayectoria educativa, y no pasa nada si te cuesta un poco durante el proceso. Pedir ayuda nunca está mal ni demuestra debilidad. Cuando tengas problemas con los deberes o las clases, no dudes en pedir ayuda a los tutores. Y si te encuentras con algún contratiempo al instalarte, ¡para algo están los consejeros y asesores del campus! Si también te encuentras en un nuevo país o ciudad para ir a la universidad, puedes consultar a los lugareños y pedirles ayuda y orientación para desenvolverte en la vida allí.

7. Haz y sigue un presupuesto

A lo largo del año, gastarás dinero comprando comida, libros y billetes de transporte. Afrontar el primer año de universidad y los siguientes con total autoridad requiere tener fondos económicos bien controlados. Para evitar quedarte sin dinero, establece un presupuesto y consigue un trabajo online como autónomo para aumentar tus ingresos. Para establecer un presupuesto, calcula tus ingresos y asígnate una determinada cantidad cada mes, añade la cantidad del primer mes a una tarjeta de crédito y paga tus necesidades utilizando tu tarjeta de crédito. Puedes hacer un seguimiento de lo que has gastado utilizando la aplicación móvil asociada a tu tarjeta de crédito para mantenerte dentro de tu presupuesto. Cuando acabe el primer mes, ingresa otra cantidad. No abuses de tu tarjeta de crédito o acabarás pidiendo dinero prestado.

8. Utiliza los descuentos para estudiantes

Una ventaja maravillosa y a menudo ignorada de ser estudiante son los descuentos para estudiantes. Tu carné universitario puede darte acceso a una serie de descuentos en múltiples productos y servicios. Como parte del seguimiento de tu presupuesto y del ahorro de tu dinero, asegúrate de preguntar por los descuentos para estudiantes y averigua todos los lugares en los que tu carné puede conseguirte grandes ofertas. Estos descuentos pueden ser en comestibles, comida, ropa, transporte, libros, ¡lo que se te ocurra!

9. Haz nuevos amigos

La universidad no es sólo para estudiar. En la universidad puedes hacer amistades para toda la vida. Al afrontar el primer año de universidad debes socializar con tus nuevos compañeros, pero date tiempo antes de decidir quién será tu nuevo mejor amigo. Sal con diferentes grupos y conoce a tantos compañeros como puedas. Así podrás determinar los compañeros que comparten tus mismos intereses y llevan un estilo de vida similar.

10. Únete a un club u organización estudiantil

Una forma estupenda de socializar con la gente del campus e integrarte fácilmente es unirte a un club u organización estudiantil. Estos clubes suelen permitirte llenar tu tiempo con algo distinto a las tareas del curso, además de hacer que ir al campus sea una experiencia divertida, y te permiten conocer a gente de distintas culturas y procedencias que comparten tus intereses.

11. Explora la ciudad en la que estás

Si por casualidad vas a afrontar el primer año de universidad en una ciudad o país totalmente distintos, ¡será una gran oportunidad para que conozcas un lugar nuevo y una cultura totalmente nueva! Dedica tiempo a hacer visitas guiadas por la ciudad y a pasear por la zona donde vives. Aprovecha tu tiempo libre y descubre zonas ocultas del lugar en el que estás. ¡Edúcate fuera de la universidad y aprovecha al máximo tu tiempo en una ciudad nueva!

12. Duerme lo suficiente por la noche

El sueño nocturno desempeña un papel vital en tu salud física. No hay duda de que trasnochar es muy divertido, pero tu cerebro necesita descansar para funcionar correctamente. Si trasnochas con regularidad, no podrás estudiar bien ni realizar trabajos de calidad. Intenta dormir de 7 a 8 horas por la noche para refrescar tu mente y evitar problemas de salud.

13. Mantén un estilo de vida saludable

Para poder estudiar bien y alcanzar tus objetivos, debes mantener un estilo de vida saludable. Beber agua es esencial, ya que mejora tu memoria y tu estado de ánimo, y te mantiene con energía. Comer alimentos sanos también es extremadamente crucial. Debes hacer tres comidas diarias, que incluyan carbohidratos, proteínas, grasas, frutas y verduras. Esto influirá en tu rendimiento durante el día y mantendrá altos tus niveles de energía. Además, ir al gimnasio, hacer ejercicio, caminar, correr y montar en bicicleta son muy importantes para mantenerte en forma. También te ayudan a relajarte y a aliviar el estrés.

14. Mantén un lugar limpio

Mantener un espacio limpio es importante. En la mayoría de los casos, será la primera vez que estés fuera de casa, así que tienes que aprender a mantener tu espacio limpio, ordenado y organizado. Despejar la zona en la que vives/estudias es esencial para un entorno de estudio saludable y beneficioso. Ocuparte de tareas, también mantendrá tu mente despierta y te mantendrá ocupado, así que aprende a cocinar, limpiar y utilizar la lavadora.

15. Planifica tu futuro

Tu futuro está muy abierto, y el cielo es el límite. Planificar tu futuro te ayuda a conseguir tus objetivos. Para afrontar el primer año de universidad debes involucrarte al 100 % y recopilar información de fuentes fiables, como el sitio web de la universidad o sus asesores y consejeros, te ayuda a conocer mejor tu universidad y tu campo de especialización. Esta información precisa te ayuda a fijar tus objetivos futuros y te da energía para dar lo mejor de ti mismo y conseguir todo aquello con lo que sueñas.

Por último, recuérdate siempre por qué estás en la universidad, ya sea para obtener una licenciatura, obtener un certificado, conseguir un trabajo mejor, mejorar tus habilidades o tener más conocimientos sobre un campo específico. A lo largo de la universidad, date tiempo para jugar, descubrir nuevos lugares o salir a cenar con tus nuevos amigos. Sin embargo, no pospongas tus tareas ni pierdas el tiempo. Cree en ti mismo y en tus capacidades. Duerme bien, come alimentos sanos y mantente en forma. ¡Haz que tus años estudiando en la universidad sean inolvidables pero también lo más productivos posible!

No es probable Extremadamente probable

¡Si te ha gustado la publicación de la Agencia Universitaria DQ «Cómo Afrontar el Primer Año de Universidad«, Comparte, Difunde, Conocimiento y Emprendimiento!